Álex, publicista; Bar l’Encant

“Mis padres no lo sabían, pero volvía del colegio por otro camino para estar más rato con mis amigos. Lo que más me gustaba de ir andando al cole era la sensación de libertad”